Roadtrip, Enoturismo por las regiones de vino españolas : la Rioja

Carreteras solitarias e infinitos campos de tierra roja, edificios vanguardistas y tradiciones milenarias, comida, bebida, diversión y cultura. Te proponemos un viaje por las regiones de España donde el cultivo del vino es mucho más que una actividad económica: es una forma de vida.

Viejo puente sobre el rio Ebro en Logroño.

Categoría Ciudades Comida y bebida

Fecha 01/09/2016

Hay regiones en España donde el vino trasciende la gastronomía para convertirse en cultura. Una forma de vida sencilla y laboriosa sujeta al lento compás de la Naturaleza, que hace de esta actividad un objeto de extraordinario interés para el viajero, independientemente de si es aficionado al vino o no. Son muchas las regiones vinícolas de gran interés en el país, pero hemos seleccionado sólo 3, dejando el resto para que tal vez la curiosidad viajera te lleve a conocerlas por ti mism@. Empezaremos por La Rioja, continuando en artículos sucesivos con las regiones de Ribera del Duero y Prioratocon las que poder también hacer enoturismo.

De tapas por Logroño

De copas entre las calles de Logroño, Foto por Mr.Eme
De copas entre las calles de Logroño, Foto por Mr.Eme

No es mala idea comenzar este recorrido visitando la capital de la provincia. Logroño no es una ciudad grande y, aunque querrás quedarte toda la vida, en un par de días puedes haber conocido lo más destacado. La mejor forma de descubrir la capital del vino es callejeando a placer por su casco antiguo, deleitarte con los monumentos históricos que encontrarás a cada paso y perderte por callejas y plazas con sabor a historia. Impresiona especialmente la concatedral de Santa María de la Redonda, cuyas torres gemelas presiden la Plaza del Mercado, un rincón entrañable donde sentarte a tomar algo calentito mientras admiras la impresionante arquitectura. Al caer la noche, deja que tus pasos y tu olfato te guíen hasta la calle Laurel y sus aledaños, donde una riada humana llena de vida los numerosos bares y tabernas. Aquí, cada bar tiene sus especialidades y lo tradicional es ir parando en distintos locales a probar la especialidad en pinchos y vinos. 

Uno de los grandes atractivos de La Rioja es visitar las sedes de las bodegas. Algunas de ellas ofrecen un despliegue verdaderamente espectacular, ya sea en la arquitectura de sus instalaciones o en el contenido de las mismas. Antes de continuar tu ruta hacia el oeste, quizá te guste dar un rodeo y recalar en los municipios de Laguardia y Elciego, en Álava, sedes respectivamente de las bodegas Marqués de Riscal e Ysios. La primera se aloja en un emblemático y espectacular edificio diseñado por Frank Gehry. La segunda, en otro no menos impresionante, obra de Calatrava.

También puedes buscar con nosotros hoteles en Logroño

El museo del vino en Briones

Briones Museo del Vino ©Juanje 2712
Briones Museo del Vino © Juanje 2712

Para conocer la historia del vino en la región, nada como coger el coche y conducir media hora hasta Briones, al oeste de Logroño. En esta pequeña localidad se encuentra el Museo Vivanco de la Cultura del Vino, perteneciente a la fundación de las bodegas Vivanco. Por unos 20 euros se puede visitar la bodega y el museo y terminar, cómo no, con una cata de las referencias de la casa. El museo presenta un recorrido de unas 2 horas, bien explicado y lleno de detalles, a lo largo del cual te sumergirás de lleno en la tradición vinícola. Herramientas de vendimia, utensilios agrícolas, ánforas, obras de arte o una colección de más de 5.000 sacacorchos son algunas de las curiosidades que encontrarás aquí. El recorrido incluye una parada en el exterior para examinar las distintas variedades de uva en la propia planta. Ah, y un consejo: si planeas comer en el restaurante mejor reservar, porque suele llenarse fácilmente.

Haro y alrededores

La Batalla del vino en Haro Rioja
La Batalla del vino en Haro, Rioja.

La siguiente parada recomendable es Haro, localidad en torno a la cual se agrupan algunas de las mejores bodegas de la zona, como López de Heredia o Muga. De hecho, éste es un buen sitio para detenerte si quieres comprar algunas botellas de recuerdo. Bajo los soportales que rodean la Plaza de la Paz encontrarás varias bodegas y enotecas donde encontrar asesoramiento y oferta de vino. Si tu presupuesto es limitado puedes decantarte por referencias alternativas que, aunque no se encuentren entre las más conocidas, tengan una excelente relación calidad-precio. Algunas recomendaciones: Fincas de Ganuza, R. (ambas de bodegas Ramírez de Ganuza), Sierra Cantabria Cuvée o Tobelos.

Si tienes la suerte de recalar por Haro a finales de junio tendrás oportunidad de asistir a las fiestas del patrón de la ciudad. El 29 de junio se celebra la Batalla del Vino, una tradición declarada de interés turístico nacional que consiste, básicamente, en manchar de vino a la multitud, tarea para la cual se emplean concienzudamente miles de litros de vino.

Subirte al coche y recorrer la región es introducirte en un carrusel de imágenes, aromas y sabores. Desde los edificios más vanguardistas hasta las bodegas más genuinas y llenas de telarañas, todo te sorprenderá por igual. Para comer y beber es un auténtico paraíso, pero si buscas excelente calidad a precio equilibrado puedes detenerte en la minúscula localidad de Sajazarra, con un bonito castillo digno de una visita, y, por unos 40 € vino incluído, darte un festín en el restaurante La Cueva de Doña Isabela.

Santo Domingo de la Calzada y San Millán de la Cogolla

monasterio de Yuso San Millan de la Cogolla
Monasterio de Yuso San Millan de la Cogolla

Para los que andáis buscando el lado más monumental de La Rioja, existen dos paradas altamente recomendables. La primera, a 30 km al sur de Haro, es Santo Domingo de la Calzada, una localidad de unos 6.000 habitantes situada en pleno Camino de Santiago y al pie de la Sierra de la Demanda, declarada Conjunto de Interés Histórico-Nacional. Esta población merece la pena por la extraordinaria profusión de monumentos con aroma medieval, con la muralla, la catedral y el antiguo hospital de peregrinos (hoy convertido en parador) como los más destacados. Recomendable callejear por la Plaza del Santo y la Calle Mayor y respirar el aroma empedrado de un tiempo que ya se fue. Son también visitas recomendables el edificio del Ayuntamiento y la Casa del Santo, que hace las veces de oficina de información para el Camino de Santiago.

Para completar esta visita monumental es obligado acercarse a San Millán de la Cogolla, donde se encuentran los monasterios de Suso y Yuso, patrimonio de la humanidad ambos y cuna del castellano, por ser aquí donde se encontraron los primeros testimonios escritos de la lengua cervantina.

En el aspecto gastronómico, las opciones son abundantes en la zona. Una buena posibilidad es acercarse a la población de Ezcaray. El Portal de Echauren es un restaurante célebre, con una estrella Michelin, que ofrece una alternativa para todos los bolsillos en la puerta contigua: el Echauren. También impresionante el hotel-restaurante Casa Masip, donde puedes tocar el cielo desde unos 60 – 80 €.

Asi pues te esperamos en nuestras siguientes entregas sobre las rutas del vino y enoturismo, siempre es un buen plan para darte una vuelta en Septiembre, también podéis coger ideas sobre viajes buenos, bonitos y baratos en Septiembre o quizás queráis saber mas sobre vinos franceses. En todo caso mucho vino y descanso!

Publicado originalmente

01/09/2016