¿El que espera desespera? ¡Tú no! Aprovecha tu escala

¿Tienes un vuelo largo a la vista? Averigua cómo puedes hacer que la escala sea más llevadera... incluso cómo aprovecharla

No desesperes en la escala, te damos trucos para que la aproveches al máximo
No desesperes en la escala, te damos trucos para que la aproveches al máximo

Al final, en algún momento de nuestra vida, todos acabamos teniendo que hacer una escala larga que no podemos evitar.

Normalmente una escala larga es sinónimo de billetes más baratos… Y no solo eso, si tienes suerte, puedes acabar pasando la escala en los mejores aeropuertos del mundo con cines gratuitos abiertos las 24 horas, saunas, piscinas en la azotea… Pero tranquilo, que si no has tenido esa suerte, aquí van unos trucos para que la espera se te haga lo más corta posible.

Sal del aeropuerto

Si no puedes evitar la escala, intenta alargarla al máximo. ¿Podrías convertir la escala de tres horas del aeropuerto internacional de Keflavík en una de seis? Con ese tiempo podrás ir a Reikiavik o adentrarte en el interior del país y disfrutar de la increíble naturaleza islandesa.

 La laguna azul... qué pena que hayas perdido el vuelo, ¿no?

La laguna azul… qué pena que hayas perdido el vuelo, ¿no?

De hecho, Islandia es tan ideal para hacer una escala que han elaborado toda una campaña publicitaria basándose en eso. Incluso tienen el servicio Stopover Buddy Service, que te empareja con un local que te hace de guía.

Echa un vistazo a todo lo que puedes hacer en Islandia si haces una escala de uno o cinco días.

Pero eso no solo pasa en Islandia, muchos aeropuertos y aerolíneas de todo el mundo ofrecen excursiones gratuitas a los pasajeros que han tenido que hacer una escala larga. Por ejemplo, Qatar Airways ofrece a sus pasajeros cuatro excursiones gratuitas de Doha.

¿Vas a estar más de ocho horas en Taipéi? Elige entre estas dos excursiones: una corta (visitar un templo y un centro de artesanía) y una larga, visitar cinco lugares de Taipéi, que incluye la torre Taipei 101, el octavo edificio más alto del mundo, algunos templos y el palacio presidencial.

¿Tienes seis horas en Estambul y viajas con Turkish Airlines? Echa un vistazo a Touristanbul, un servicio pensado para que los pasajeros de tránsito vean los sitios más importantes de esta ciudad que conecta Oriente con Occidente.

Dependiendo de a qué hora hagas la excursión (hay cinco horarios diferentes a lo largo del día), verás cosas distintas, y todas tienen una cosa en común: es mucho mejor hacer la excursión que quedarse en el aeropuerto viendo una pared.

El pueblo Bukchon Hanok de Seúl, una de las paradas de la excursión que ofrece el aeropuerto internacional Incheon

El pueblo Bukchon Hanok de Seúl, una de las paradas de la excursión que ofrece el aeropuerto internacional Incheon

El aeropuerto Narita de Japón también ofrece excursiones, tanto guiadas (por locales) como con autoguía. Entre las excursiones guiadas encontrarás la de la ciudad de Narita y los pueblos de Shibayama y Tako. Mientras que las excursiones con autoguía se centran más en ir de compras y visitar los centros comerciales de Shisui Premium Outlets y AEON Mall Narita.

El aeropuerto internacional de Seúl ofrece un abanico de excursiones con distintas duraciones que van de una a cinco horas.

Entre las diferentes posibilidades encontrarás la excursión a la ciudad de Incheon, la de Seúl, la de los templos y muchas otras más (todas con guías que hablan inglés).

No te olvides de comprobar si necesitas visado al salir del aeropuerto, incluso aunque solo pienses estar fuera unas horas, y asegúrate de guardar tu equipaje en las consignas del aeropuerto y de que tienes el tiempo suficiente para volver a facturarlo. Por último, pero no por eso menos importante, pregunta en los puntos de control a algún encargado de seguridad cuánto tiempo se tarda en pasarlos. Así puedes calcular cuánto tiempo necesitas a tu vuelta.

Pero si no puedes alargar la escala, no quieres o resulta que tu aeropuerto está en mitad de la nada, (como la mayoría de aeropuertos, por cierto) ¿entonces qué? ¿Cómo puedes pasar todas esas horas en el mismo sitio sin volverte loco?

Salas VIP

La sala VIP de Qatar en el aeropuerto de Heathrow de Londres. No está nada mal, ¿eh?

La sala VIP de Qatar en el aeropuerto de Heathrow de Londres. No está nada mal, ¿eh?

Te puede parecer una idea un tanto alocada para un viaje corto y sí, cuesta un poco más, pero si tienes una escala con varias horas por delante en un aeropuerto relativamente aburrido, quizás la mejor opción sea comprar el pase a una de las salas VIP. Hay varios tipos de pases, pero casi todos te proporcionan lo mismo: acceso a las salas VIP del aeropuerto. Allí tendrás bebidas gratuitas, periódicos, acceso a Internet, algo para picar y, por supuesto, un poco de paz y tranquilidad.

Prueba la aplicación Lounge Pass, que te da acceso a las salas VIP de 300 aeropuertos de todo el mundo y LoungeBuddy (también disponible para iOS y Android), que te da acceso a salas VIP de 160 aeropuertos.

Si te esperan muchas escalas en el futuro, quizás te convenga más la opción de Priority Pass, que te da acceso a 950 salas VIP de todo el mundo y funciona con una suscripción anual (a partir de 99 euros). Otra opción que vale la pena comprobar es ver si tu tarjeta de crédito te ofrece acceso a alguna sala VIP.

Para más información lee: ¿Te apetece irte de compras en el aeropuerto? Averigua si el duty free merece la pena.

¡Haz ejercicio!

La piscina del aeropuerto de Changi: date un chapuzón mientras esperas

La piscina del aeropuerto de Changi: date un chapuzón mientras esperas

Seguro que no está entre tus actividades favoritas, pero ya que tienes que esperar sí o sí, ¿por qué no aprovechas ese tiempo para quemar calorías o buscar tu equilibrio zen? En el aeropuerto internacional de San Francisco hay una sala para practicar yoga, donde los viajeros pueden tirar su esterilla y practicar la posición savasana.

El aeropuerto internacional de Dubái y el de Changi en Singapur (por nombrar algunos) cuentan con piscinas y la entrada tiene un precio razonable. El aeropuerto de Múnich tiene un campo de minigolf de 18 hoyos y el de Seúl incluso tiene una pista de hielo gratuita (aunque sí que tendrás que pagar por alquilar los patines).

Vale la pena hacer un poco de investigación antes de volar y ver si puedes acceder al gimnasio o al centro deportivo del aeropuerto o al de un hotel que esté dentro o cerca del aeropuerto. Normalmente son caros, pero son muy buenos. Te parecerá poco dinero cuando puedas darte una ducha durante la escala de seis horas.

Si te da pereza lo de hacer ejercicio, ¿qué te parece la idea de pasearte por una galería de arte? Los aeropuertos de Heathrow en Londres, el aeropuerto internacional de Miami, el de Suvarnabhumi, Bangkok; Haneda, Tokio, Helsinki, Vantaa y el de Schiphol de Ámsterdam han dedicado parte de su espacio a exponer obras de arte y/o esculturas. ¡Incluso el aeropuerto internacional de San Francisco tiene su propio museo!

Aprovecha para descansar

Las cabinas nine hours del aeropuerto internacional de Narita

Las cabinas nine hours del aeropuerto internacional de Narita

Si aterrizas de madrugada y necesitas descansar un poco, casi todos los aeropuertos cuentan con zonas donde puedes echar una cabezadita. Algunos incluso tienen espacios especiales con sillones, cabinas para dormir o minihoteles.

El aeropuerto de Narita en Japón tiene las cabinas nine hours (disponibles a partir de 9 euros la hora, ducha incluida). El aeropuerto internacional de Dubái tiene el servicio SnoozeCube (20 euros la hora con un mínimo de 2 horas) y GoSleep (también disponible en el aeropuerto de Abu Dabi, a partir de 13 euros).

El aeropuerto de Tegel en Berlín y el de Múnich tienen el servicio napcabs (con una tarifa mínima de 31 euros). Y el de Heathrow y el de Gatwick en Londres, o el Charles de Gaulle de París y el de Schiphol en Ámsterdam cuentan con una cadena de minihoteles, YOTEL (el precio varía mucho dependiendo del aeropuerto y la hora).

Si no hay zonas especiales, puedes pasear y buscarte un sitio bajo las escaleras. Suelen ser sitios fuera de las zonas de paso. Allí podrás dejar tu equipaje y echar una cabezadita. Otro truco es buscar una puerta de embarque que no esté en uso y acampar allí (hasta que la necesiten, claro). Y si sabes de antemano que tu problema no será dormir, sino el jet lag, entonces intenta contrarrestarlo: da un paseo, haz ejercicio, come y mantente hidratado.

Para más información lee: La mejor forma de evitar el jet lag en 7 sencillos pasos.

Descubre el aeropuerto

En el aeropuerto de Atlanta tienes un montón de cosas que ver y hacer, pues es el que tiene mayor tráfico de pasajeros del mundo

En el aeropuerto de Atlanta tienes un montón de cosas que ver y hacer, pues es el que tiene mayor tráfico de pasajeros del mundo

¿No tienes dinero para acceder a una sala VIP? ¿Ni tiempo suficiente para ir al gimnasio o para dormir? ¡Pues entonces vete a descubrir el aeropuerto! Los aeropuertos son sitios muy chulos, donde no solo puedes ver a gente pasar, sino también ver aterrizar y despegar aviones.

Busca un buen sitio cerca del ventanal y mira cómo llegan y salen los aviones. Podrás ver algún que otro interesante y, si tienes miedo a volar, te ayudará comprobar lo seguro que es aterrizar y despegar.

Para más información lee: Si no te gusta volar, Patricia Furness-Smith, una psicóloga especializada en fobias, tiene algunos consejos que te pueden ayudar.

¿Viajas con niños?

Toboganes del aeropuerto de Changi. Recuerda que son solo para niños

Toboganes del aeropuerto de Changi. Recuerda que son solo para niños

Si viajas con niños, seguro que una escala (o incluso dos) te viene de perlas. Seguro que cuando vas a comprar los billetes, un vuelo directo de 17 horas parece una gran idea, pero después de que los niños ya hayan hecho la siesta, hayan jugado un rato a videojuegos, hayan visto la tele y hayan recorrido el pasillo más de 15 veces, quizás una escala no te parezca una idea tan disparatada.

¿La mejor manera de enfrentarte a una escala? Hacer que forme parte del viaje. Si puedes, intenta alargarla lo máximo posible para que os dé tiempo a salir del aeropuerto. Si eso no es posible, investiga un poco y descubre cuáles son las zonas para niños del aeropuerto. Los aeropuertos grandes tienen al menos un área específica, y si tienes suerte, te encontrarás con parques con toboganes, juegos interactivos, juegos de LEGO, dibujos animados, cunas… ¡e incluso con zonas con bañeras!

Para más información lee: 25 consejos básicos para viajar con niños.

Haz bien la maleta

Y el último consejo, que forma parte del proceso de planificación, es hacer bien la maleta. Si sabes que te espera una larga escala, planifícala. Tapones para los oídos, antifaz, libros, películas o series para tu tableta, móvil o portátil, una manta (o llevar varias capas, recuerda que por la noche en los aeropuertos hace frío), una botella de agua que puedas rellenar, algo para comer, un cargador y una muda de ropa interior (o una muda completa)… Todo eso te ayudará a sentirte fresco y limpio.

No te olvides de comprobar qué clase de enchufe habrá en el aeropuerto donde hagas escala, puede que sea distinto del que tienes en casa. Para evitar problemas, mete un adaptador en la maleta.

Para más información lee: Echa un vistazo a nuestra lista de viaje definitiva antes de salir.

Por último, has de tener wifi, da igual cuántas horas tengas de escala. Descárgate WiFox, un mapa que se actualiza constantemente con las contraseñas de acceso wifi de cientos de aeropuertos y salas VIP de todo el mundo, está disponible para iOS y para Android. Verás como enseguida estarás conectado. Entonces ¿a qué estás esperando? Busca tu próximo vuelo ¡y recuerda que ya no debes temer a las escalas largas!

¿Necesitas más ideas? Prueba la opción Buscar cualquier lugar y descubre hasta dónde te lleva. Y si vuelves de vacaciones, descubre estos trucos para sobrellevar la depresión postvacacional (te adelantamos uno: ponte a planificar tu próximo viaje).