Perdido en la naturaleza: la guía definitiva para una ruta en coche de 10 días por Islandia

Lee nuestra guía definitiva para una ruta en coche por Islandia. Visita volcanes, glaciares, cascadas y pueblos con encanto durante una ruta de 10 días.

Los espléndidos paisajes de Islandia deberían convencer a cualquier viajero para visitar el país.

Los espléndidos paisajes de Islandia deberían convencer a cualquier viajero para visitar el país.

Categoría Sin categoría

Fecha 22/11/2016

Escápate y descubre las maravillas naturales de Islandia con nuestro completo itinerario de 10 días para una ruta invernal. Puede que hasta consigas ver la aurora boreal, un fenómeno luminoso que no parece de este mundo. Reserva ya un vuelo y deja que te guiemos hasta los impresionantes rincones y los mejores hoteles de nuestra ruta en coche por Islandia.

También hemos creado una lista de reproducción perfecta para disfrutar de la mejor música durante el viaje.

Take the Ring Road and explore the entire country
Take the Ring Road and explore the entire country

Nuestra ruta en coche por Islandia sigue la llamada Ring Road, la carretera principal que recorre el país de forma circular. Se trata de la llamada Ruta 1, de 1339 kilómetros, y te llevará por algunos de los rincones naturales más espectaculares de Islandia. Aquellos que planeen un viaje durante el invierno deben tener en cuenta que esta es la única ruta disponible, ya que las carreteras de montaña del interior probablemente sean intransitables.

Información práctica

Antes de lanzarte a la aventura lee bien la información práctica más importante. En invierno las carreteras de Islandia son resbaladizas y algunas zonas están cubiertas de nieve, así que asegúrate de que el coche 4×4 que alquiles vaya equipado con neumáticos con clavos.

Si el tiempo cambia de forma brusca, echa un vistazo a la web vegagerdin.is, que muestra las condiciones atmosféricas y la situación en las carreteras en tiempo real. Para leer más información útil sobre conducir en Islandia visita la página web de Visit Iceland.

Para una experiencia más segura y relajada recorriendo Islandia, una opción es reservar alguna de las muchas visitas guiadas que recorren el país. Asimismo, puedes planear el viaje teniendo en cuenta las rutas en transporte público disponibles.

La aurora boreal puede verse desde septiembre a marzo, a cualquier hora entre las seis de la tarde y las seis de la mañana, y pueden durar desde cinco minutos a cinco horas. Para poder verlas es necesario que la noche sea clara, el cielo oscuro y tengas un poco de suerte.

Tendrás que ser flexible en esta aventura que te espera y que dormir no sea tu prioridad número uno. Visita la página web Aurora Forecast para ver un pronóstico de cinco días con el que sabrás si podrás ver la aurora boreal o no.

Si no consigues ver el magnífico espectáculo luminoso de la aurora boreal, no te preocupes. La belleza natural de Islandia te dejará boquiabierto y, una vez que hayas recorrido el país, te parecerá haber viajado millones de años atrás en el tiempo. Los paisajes tienen un aire primigenio y unas formas precisas, los colores son intensos y el aire salado.

Día 1: Reikiavik

La catedral de Hallgrímskirkja se alza imponente sobre Reikiavik
La catedral de Hallgrímskirkja se alza imponente sobre Reikiavik

Lo más seguro es que vueles a Reikiavik, la pequeña capital islandesa con poco más de 120 000 habitantes. Es una ciudad que se recorre bien a pie, así que ponte los zapatos más cómodos que tengas y sal a descubrirla. Haz una parada en el puerto para ver a los barcos llegar con el pescado fresco. Sube a la colina hasta Skólavörðustígur, una animada calle de pequeñas galerías de arte y tiendas de diseño.

En lo más alto de la colina podrás contemplar la imponente Hallgrímskirkja, la iglesia más grande de Islandia. Como alternativa, puedes conducir unos 40 minutos en dirección suroeste y pasar el día en el spa natural geotermal del Lago Azul. Para más información, echa un vistazo a nuestro artículo sobre las mejores piscinas naturales alrededor del mundo.

Finaliza el primer día con una copiosa cena de nueva cocina nórdica en Dill, uno de los mejores restaurantes de marisco de la ciudad. Si te apetece salir en busca de la aurora boreal, dirígete a la zona de Seltjarnarnes, en la costa. Estarás lejos de farolas y las luces de la ciudad; así que, con suerte, podrás ver tu primera aurora boreal.

¿Viajas a Reikiavik en noviembre? Pues no te pierdas el festival de música Iceland Airwaves (del 2 al 6 de noviembre) que cautivan al público con un cartel de artistas tanto islandeses como internacionales.

Hotel recomendado: Hotel Reykjavik Centrum (precios desde 15 705 ISK [125 €])

Día 2: el Círculo Dorado

La cascada de Gullfoss, una belleza que parece de otro mundo
La cascada de Gullfoss, una belleza que parece de otro mundo

A una hora en coche de Reikiavik se encuentran tres de los destinos más conocidos y visitados de Islandia, que conforman el Círculo Dorado: la cascada de Gullfoss, el Parque Nacional de Þingvellir y los géiseres de Haukadalur.

La primera parada es el Parque Nacional de Þingvellir, cuyos hermosos valles, montañas nevadas y lagos de aguas cristalinas harán las delicias de los amantes de la naturaleza. Aquí se encuentra el punto de unión entre las placas tectónicas norteamericana y euroasiática, y el proceso geológico ha creado un auténtico anfiteatro natural.

Este fue el lugar donde se estableció el primer parlamento islandés, el Althing, en el año 930 y donde tuvieron lugar las reuniones parlamentarias hasta 1798.

La segunda parada es la gigantesca cascada de Gullfoss. Desde el aire parece como si el río Hvítá se desvaneciese en el interior de la tierra; sin embargo, cuando te acerques verás enormes cantidades de agua glacial caer de forma abrupta por una fisura de 32 metros de altura que provoca la densa neblina que cubre la zona. Pasea por el borde y echa un vistazo a la cascada. Las vistas desde aquí son tan espectaculares como enigmáticas.

El géiser Strokkur es todo un espectáculo
El géiser Strokkur es todo un espectáculo

Al final llegarás a la zona geotermal de Haukadalur. Este espectáculo de erupción de agua hirviendo es, probablemente, la imagen que muchos tienen de Islandia. Hay dos géiseres (Geysir y Strokkur), pero es este último el que da lugar a la mayoría de esas erupciones de agua. Puedes acercarte al géiser, pero te queremos avisarte de que el olor sulfúrico es difícil de soportar.

Hotel recomendado: Ion Luxury Adventure Hotel (precios desde 35 785 ISK [286 €]). Lee más sobre este hotel en nuestro artículo sobre los mejores hoteles para ver la aurora boreal.

Días 3 y 4: sur de Islandia

Caminando por un glaciar en Sólheimajökull
Caminando por un glaciar en Sólheimajökull

¿Te has preguntado alguna vez cómo hacían los vikingos para caminar sobre el hielo durante los duros inviernos de Islandia? Descúbrelo tú mismo durante una visita guiada al glaciar de Sólheimajökull, una robusta masa de agua congelada donde podrás ver socavones helados, escarpados riscos e incluso un muro de hielo que puedes escalar.

Conduce hasta el pueblecito de Vik, donde se encuentra la playa de Reynisfjara, de arena negra y una de las más impresionantes del país. Toda la playa está cubierta de piedras negras y también tiene columnas de basalto que evocan una pirámide rocosa. Las columnas de basalto parecen asomarse al mar, como si antiguos dioses estuviesen realizando un extraño conjuro.

No pierdas la ocasión de ver los restos del avión Sólheimasandur
No pierdas la ocasión de ver los restos del avión Sólheimasandur

A solo 20 minutos en coche de Vik podrás visitar los restos del avión Sólheimasandur. En 1973 un avión de la marina estadounidense se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia en la playa de arena negra de Sólheimasandur. Todos los miembros de la tripulación sobrevivieron, pero el fuselaje del avión fue abandonado. En la actualidad forma parte de una de las estampas de Islandia favoritas de los aficionados a la fotografía.

Termina el día en Vik en busca de la aurora boreal.

Hotel recomendado: Hotel Katla Hofdabrekka (precios desde 13 340 ISK [106 €])

Días 5 y 6: este de Islandia

Las cuevas glaciares de Vatnajökull son espectaculares
Las cuevas glaciares de Vatnajökull son espectaculares

El este de Islandia cubre un área de suaves valles, fiordos escarpados, montañas, volcanes y minerales. En resumen, es una auténtica fusión de elementos geológicos.

El Parque Nacional de Vatnajökull, el más grande de Europa, ocupa el 13 % de la superficie de Islandia. Aquí se encuentra la cadena montañosa de Kverkfjöll (con volcanes activos y cuevas glaciares), Hvannalindir (paraíso de los senderistas) y el antiguo volcán inactivo Snæfell, y se pueden ver renos salvajes.

Durante el trayecto pasarás por numerosos pueblos que muestran claras influencias de los vecinos del norte de Europa, e incluso de Francia, debido a las rutas de comercio que se establecieron en esta zona.

Fáskrúðsfjörður, ubicado en el centro de los fiordos del este, fue una base comercial para pescadores franceses durante el siglo XIX. El importante patrimonio francés puede verse fácilmente (las señales de tráfico están tanto en islandés como en francés).

Reserva una visita y descubre este rincón aislado de este remoto país.

Hotel recomendado: Fosshotel Eastfjords (precios desde 10 625 ISK [85 €])

Días 7 y 8: norte de Islandia

La cascada de Dettifoss en todo su esplendor
La cascada de Dettifoss en todo su esplendor

Esta región alberga seis estaciones de esquí, entre las que destacan las de Hlíðarfjall y Tröllaskagi. En esta última se pueden practicar deportes de aventura como el esquí fuera de pista, heliesquí y esquí de montaña.
Aquí se encuentra la cascada de Dettifoss, una de las más grandes de Europa, de 500 metros cúbicos de agua que cae sin parar. Para que te hagas una idea, cada segundo cae el equivalente de 500 bañeras llenas de agua.

A una hora en coche de allí se ubica el cañón Ásbyrgi, que tiene forma de herradura. Según la mitología nórdica, el cañón se creó después de que Sleipnir, el caballo de ocho patas de Odin, tocase el suelo con una de sus patas.

Otro lugar destacable es Dimmuborgir, una amplia zona de campos de lava de formas singulares que, según los mitos islandeses, es el punto de conexión de la Tierra con el infierno. Los hombrecillos de la Navidad son trece bromistas papás Noel que han hecho de este rincón en Islandia su hogar. Seguramente te los encuentres durante el viaje.

Akureyri de noche
Akureyri de noche

Dedica al menos un par de horas a recorrer las calles de Akureyri, la segunda ciudad más grande de Islandia. Aunque en cualquier otro país se consideraría un pueblo grande, Akureyri muestra la ambición de una ciudad dinámica y cuenta con numerosas cafeterías, restaurantes de calidad y un buen ambiente nocturno.

Después de recorrer pueblos pequeños te parecerá haber llegado a una gran capital y olvidarás por momentos que aquí solo viven 18 000 personas.

Hotel recomendado: Icelandair Hotel Akureyri (precios desde 14 046 ISK [112 €])

Día 9: oeste de Islandia

El glaciar Snæfellsjökull es uno de los picos más pintorescos de Islandia
El glaciar Snæfellsjökull es uno de los picos más pintorescos de Islandia

Ya casi has finalizado la ruta circular por este impresionante país, y probablemente creas que ya lo has visto todo. ¡De eso nada! A poca distancia de la carretera principal se encuentra el Snæfellsjökull, un glaciar (y volcán activo) de 1446 metros de altitud que fue mencionado en la famosa novela de aventura de Julio Verne Viaje al centro de la Tierra, publicada en 1864. En días claros puede verse desde Reikiavik, ubicado a 120 kilómetros de distancia.

Las peculiares formaciones rocosas le dan un aspecto algo sombrío a la playa de arena negra Djúpalónssandur
Las peculiares formaciones rocosas le dan un aspecto algo sombrío a la playa de arena negra Djúpalónssandur

Combina la ruta de los glaciares con una visita a la cueva de lava Vatnshellir, donde podrás ver únicas formaciones de lava de hasta 200 metros de longitud. Finaliza el día dando un paseo por la playa de Djúpalónssandur, de piedrecitas negras y rodeada de irregulares formaciones rocosas.

Hotel recomendado: Icelandair Hotel Hamar(precios desde 14 107 ISK [113 €])

Día 10: de vuelta a Reikiavik

Antes de poner rumbo de vuelta a Reikiavik no olvides probar el famoso tiburón fermentado o ballena ahumada en el restaurante 3Frakkar, un local que se ha hecho famoso por elaborar algunos de los mejores platos de pescado de la capital islandesa.

Busca un vuelo a Reikiavik
¿Necesitas más información? Echa un vistazo a losmejores hoteles para ver la aurora boreal en Islandia y prepara tu ruta con nuestra guía para planear viajes en coche

Publicado originalmente

22/11/2016