Las mejores playas de Costa Rica

Costa Rica, un país entre dos océanos, donde podrás encontrar las mejores playas del mundo.

mejores playas Costa Rica

Playa Santa Teresa. © Catherine Marois

Categoría Playa y naturaleza

Fecha 19/03/2015

No es necesario que seas un amante de la playa para que te enamores de Costa Rica, pero teniendo en cuenta que Costa Rica tiene casi 300 playas a lo largo de sus costas, desde luego ayuda. Personas de todo el mundo acuden durante la época seca (de noviembre a abril) a visitar y disfrutar del surf, de la naturaleza y del sol de este país tropical de Centroamérica.

Entonces, ¿ya sabes dónde clavar la sombrilla? Aquí te dejamos una lista con las mejores playas de Costa Rica, esas que no te puedes perder.

Playa Santa Teresa, Puntarenas

Un grupo de pescadores intenta capturar pescado exótico en esta playa rocosa
Playa Santa Teresa. © Christopher Crouzet

A pesar del aumento del turismo que ha sufrido la Península de Nicoya últimamente, la playa Santa Teresa sigue teniendo ese carácter rural y sencillo. Aquí aún puedes encontrar a los “ticos” (así llaman a los naturales de Costa Rica cariñosamente) echando la red de arrastre en la playa y haciendo unas brasas donde asar la captura del día y vendérsela a los turistas hambrientos.

El viento constante de esta playa convierte a Santa Teresa en uno de los mejores lugares de Centroamérica para practicar surf. Y si las olas son demasiado bravas para ti, te proponemos otra “salvaje” actividad. Siéntete como Tarzán y paséate por la jungla que rodea a la playa, yendo de liana en liana.

Playa Naranjo, Guanacaste

La maravillosa playa Naranjo en el noroeste de Costa Rica
Playa Naranjo. © thejaan

No encontrarás una playa de arena más blanca que esta que estás viendo: playa Naranjo, o también conocida como la perla del golfo de Papagayo.

Ubicada en el noroeste de la provincia de Guanacaste, cerca de la ciudad de Liberia, esta playa escondida es el lugar ideal si quieres escapar del mundanal ruido y reencontrarte con la Madre Tierra.

Y justo detrás de la playa, te espera el atractivo Parque nacional de Santa Rosa. Creado en 1791, es la zona natural protegida más antigua del país. Aquí podrás descubrir este ecosistema único del norte de Costa Rica y también la abundante flora tropical, los pájaros y los perezosos que habitan en este parque…

¡Y aún hay más! Como no hay hoteles en estos lares, si quieres venir a descubrir todas estas maravillas, tendrás que plantar la tienda de campaña en una de las zonas de acampada, estupendamente equipadas, que tiene el parque.

Parque nacional Manuel Antonio, Puntarenas

Un pequeño grupo de turistas en busca de sol se relaja y se baña en la playa Manuel Antonio, Costa Rica.
Playa Manuel Antonio. © Dan Nevill

Una de las zonas protegidas más pequeñas, pero a la vez más bonitas de Costa Rica, que no solo cuenta con una playa, sino con cuatro: Espadilla Sur, Manuel Antonio, Escondido y Playita.

El parque está situado a tan solo unas horas del aeropuerto de San José y es una de las zonas turísticas más importantes. Las visitas al parque están limitadas: solo pueden entrar 600 personas los días laborables y 800, los festivos. Gracias a esto la fauna salvaje, que incluye iguanas, perezosos y los monos ardilla en peligro de extinción, puede vivir en relativo aislamiento. Además las playas tampoco tienen que sufrir las hordas de bañistas.

Un consejillo más: por la noche, haz la excursión en quad de 7 kilómetros a lo largo de la costa norte y visita el bullicioso pueblo de Quepos, donde encontrarás los mejores bares y restaurantes de playa de Costa Rica.

Playa Avellana, Guanacaste

Un grupo de surfistas se prepara para meterse en el océano.
Playa Avellana. © Roman Königshofer | Realizador de cine y fotógrafo

Lo importante de esta playa no son las olas de seis metros, sino la leyenda de una cerda de 400 kilos llamada Lola.

Esta cerdita fue en su día la estrella de esta preciosa playa en Guanacaste, y la puedes encontrar descansando al lado del chiringuito Lola’s, paseándose por la escuela de surf o bañándose en las en las cristalinas aguas de playa Avellana.
Aunque la auténtica Lola ya murió, ahora siempre hay una reina cerdita que la sustituye y le da un toque excéntrico a la playa de Avellana, pero eso sí, el animalito ayuda a crear un ambiente divertido y muy enternecedor.

Resumiendo, es la playa con la gente más simpática de Costa Rica. Únete a los surfistas, a los extranjeros que han acabado viviendo aquí y a los turistas que están de paso y buscan el sol, que siempre luce en esta zona de la Costa Dorada.

Islas Catalina

Un hombre haciendo esnórquel en el arrecife de coral de las Islas Catalina.
El arrecife de coral de las Islas Catalina.

A solo 30 minutos en barco desde Flamingo, las 20 islas que forman el archipiélago de las Islas Catalina son algo más que playas bonitas. El oleaje suave que baña las costas escarpadas de las islas es ideal para bucear. La gente viene hasta aquí para sumergirse y descubrir qué esconden las cristalinas aguas azules del océano.

En esta fauna marina que habita el arrecife de coral podrás encontrar de todo: barracudas, coloridos peces, enormes mantas gigantes y tiburones tigre.

Y si vuelves a la superficie, en las Islas Catalina podrás disfrutar de playas de arena vírgenes y playas de piedra ideales para realizar caminatas. Y no te pierdas las cientos de tortugas marinas que acuden a estas costas a poner sus huevos.

Puerto Viejo, Limón

Un hombre a caballo en la desierta playa de Cocles.
Un paseo matutino a caballo por la playa de Cocles. © Peter A. Hook

¿En qué lugar puedes relajarte por la mañana en la playa, realizar una visita a una plantación de chocolate a mediodía, explorar la fauna por la tarde, dar un paseo a caballo mientras se pone el sol e irte de marcha en chanclas por la noche? Todo eso solo puedes hacerlo en un sitio: en Puerto Viejo.

En la zona oriental de Costa Rica llueve mucho más, por eso la vegetación es muy frondosa. Puedes comprobarlo tú mismo en los Parques nacionales de Cahuita y Manzanillo que limitan con la línea de costa.

Por supuesto, las playas son de arena blanca y de aguas templadas, las olas, de seis metros, perfectas para hacer surf, pero lo mejor de Puerto Viejo son sus gentes. Los habitantes son afrocaribeños, indios, ticos y los indígenas Bribri. Todos viven en armonía y comparten el amor por esta tierra que es su hogar.

Publicado originalmente

19/03/2015