Un viaje a la República Dominicana más auténtica

¿Aún no has tenido la oportunidad de descubrir República Dominicana? No te preocupes, aquí te damos las claves para que tu primer viaje al país caribeño sea inolvidable.

Unas chicas con pose en la Provinvia de Samana, República Dominicana

Categoría Ciudades Comida y bebida Playa y naturaleza

Fecha 15/12/2016

 

La República Dominicana tiene mucho que ofrecer. A parte de sus paradisiacas playas y sus ritmos incontrolables, este país tiene una naturaleza increíble por descubrir y una gastronomía sabrosa: quince  parques nacionales, las montañas más alta de las Antillas, zonas desérticas, junglas y una vida submarina inigualable. Aunque parte de la isla está sorbreexplotada y masificada en cuanto a turismo se refiere, aún quedan muchos secretos por descubrir más allá de Punta Cana.

Ron y comida a la dominicana

sancocho
Típico plato de la República Dominicana, Sancocho.

Please consider moving the paragraph below if the other images in the next paragraphs are better.

No podemos hablar de un país caribeño sin mencionar primero la comida típica que nos encontraremos en nuestro viajes y, en el caso de República Dominicana, el ron tampoco puede faltar.  Empecemos por la comida con una selección de platos dominicanos que no nos podemos perder. El sancocho es el número uno, una receta que está en todas las mesas dominicanas, sobre todo en las celebraciones —ya que requiere bastante elaboración—, y se trata de un especie de cocido con carne que hace las delicias de aquel que lo prueba.

Por su parte, las habichuelas con dulce son un plato estrella de la cocina dominicana que, como curiosidad, en cada casa sabe diferente y nunca encontraremos dos platos iguales. Aunque suene un poco raro el sabor te engancha una vez lo hayas probado. Otro de los grandes dominicanos es el mangú, receta típica donde las hayas: plátano verde machacado que se toma con huevos y salami como parte del desayuno de los campeones.

Todo esto lo podemos aderezar con un buen ron —estamos hablando de la tierra de esta bebida así que no podíamos ignorarla—. ¿Un esencial en la vida de los dominicanos? Sin duda, un ron para alegrar la vida nunca está de más.

Samaná, la República Dominicana más auténtica

El sitio perfecto para hacer Snorkel
El sitio perfecto para hacer Snorkel

Después de entrar en ambiente (y en apetito) con un poco de comida y bebida empezamos lo bueno: ¿qué hay que ver en República Dominicana? Sin dudarlo, empezamos con l península de Samaná, una auténtica joya llena de playas salvajes, exuberantes y, en su mayoría, prácticamente vírgenes entre las que destacan la playa Rincón —considerada como una de las más bellas del mundo—, Bacardí, Las Galeras o Punta Popy. Además, la música es la espina dorsal de esta región: da igual si hablamos de bachata, merengue o salsa, el ritmo musical suena en la playa, en el hotel, en los puestos callejeros y en los coches.

Sin embargo, no todo es sol y playa en República Dominicana. Samaná es famosa por su naturaleza privilegiada gracias a su gran nivel de precipitaciones: más allá de las ciudades y pueblos en la zona solo hay bosques y junglas que se combinan en el parque natural de los Haitises. Además, si nos acercamos en invierno a la bahía de Samaná podremos avistar ballenas jorobadas. Por otro lado, esta región es la perfecta para alojarse en hoteles respetuosos con el medioambiente.

Saltos de Limón, el imprescindible

cascada
Un grupo de turistas se relaja en la cascada de El Limón- Salto de Limón-

Una pequeña caminata que acaba con una espectacular caminata que no deja a nadie indiferente. Así se puede describir los Saltos de Limón, un paraje natural incomparable. Existen cientos de empresas que te llevan de excursión hasta este lugar en República Dominicana, sin embargo lo mejor —y más económico— es llegar hasta los alrededores por nuestra cuenta y contratar a algún guía local —en el Rancho Santi, por ejemplo, cuentan con guías de la zona y la ruta sale a un precio razonable— para que nos lleven hasta las cascadas. Muchos intentarán que nos traslademos en mula o caballo pero, la verdad, es algo completamente innecesario: el paseo no es extremadamente largo y es bastante fácil de realizar andando.

Antes de llegas a Saltos de Limón cruzaremos varios riachuelos y zonas embarradas pero, después de cuarenta y cinco minutos de caminata, llegaremos a un claro con un río que se desvanece en unas cascadas espectaculares de color turquesa. La clave para disfrutar de esta atracción natural es acercarse por la mañana temprano, antes de que las excursiones organizadas lleguen.

Isla Saona, excursiones en la naturaleza

Isla Saona, cerca de Punta Cana, Republica Dominicana
Isla Saona, cerca de Punta Cana, Republica Dominicana © Ricardo Martinez

Vale, cierto, todos lo sabemos «no te puedes perder la isla Saona». Cualquiera que conozca a alguien que haya estado en República Dominicana habrá escuchado esa frase pero, a pesar de su masificación, es un lugar que merece la pena visitar. Las excursiones están completamente organizadas y en internet se pueden encontrar cientos de tours diferentes. Lo mejor de Saona es su vida marina: el mar que la rodea es perfecto para hacer submarinismo o cualquier otro deporte acuático de observación.

Santo Domingo, de paso por la capital

santo-domingo
Un día cualquiera en Santo Domingo

Nuestra escapada a República Dominicana no puede acabar sin una visita obligada a la capital del país. En Santo Domingo podremos descubrir la historia en su estado más puro: descubierta por Colón, existen miles de leyendas sobre ataques de piratas y luchas varias. Además, la zona colonial de la ciudad es considerada Patrimonio de la Humanidad y no podemos dejar de acercarnos a lugares como el Alcázar de Colón —regalado por Fernando El Católico al hijo del descubridor de América— o el Baluarte del Conde —todo un complejo construido para defender la ciudad de los ataques piratas que hemos mencionado—. Es más, los amantes de la historia encontrarán en Santo Domingo la fortaleza más antigua de las Américas: la fortaleza Ozama.

Para los que buscan perderse dando un paseo Santo Domingo es un lugar a descubrir. A pesar de que la seguridad obliga a los viajeros a estar con mil ojos en el horizonte, un paseo matutino por las calles de Gazcue nos hará retroceder a los años 50 y el Mercado Modelo nos adentrará del todo en la cultura  y gastronomía dominicana. Entre visita y paseo podemos hacer un alto en el camino para degustar la comida tradicional del país en Adrián Tropical, uno de los mejores restaurantes de la ciudad con precios asequibles y platos deliciosos.

Vuela barato a Santo Domingo
¿Te has quedado con ganas de más? Pues cuando planees viajar a la Republica Dóminicaca ten en cuenta que los billetes mas baratos se suelen vender 56 dias antes del dia de tu vuelo, mas baratos aun si vuelas los martes y si lo haces por las tardes/noches . Lo dice nuestro estudio. Si te apetece acabar en Cuba, os dejamos unas cuantas ideas para disfrutar de su éspiritu.

Publicado originalmente

15/12/2016