10 planes para tu próxima escapada rural a Extremadura

Irene Corchado, bloguera de viajes extremeña, comparte a continuación una variada selección de pueblos y rincones naturales que puedes combinar a tu antojo según la ruta que tengas planeada para tu próxima escapada rural a Extremadura.

Pueblos con encanto

1. Garganta la Olla

Garganta la Olla

Casa típica en Garganta la Olla © Irene Corchado

Hay tantos pueblos con encanto en la comarca de La Vera, ubicada el norte de Extremadura, que es difícil quedarse solo con uno, pero Garganta la Olla es, definitivamente, uno de mis favoritos. En el laberinto de empinadas y estrechas callejuelas puedes ver las típicas casas de esta zona construidas con adobe y vigas de madera de castaño. Entre los edificios más destacados se encuentra la Casa de las Muñecas, un antiguo prostíbulo durante el reino de Carlos V y con una inconfundible fachada azul, el Museo de la Inquisición y la Casa de la Peña, una simbólica vivienda cuya balconada está sujeta por varias vigas de madera apoyadas sobre una roca.

 

2. Granadilla

La construcción de la presa del pantano de Gabriel y Galán obligó a los vecinos de Granadilla a abandonar sus casas por riesgo de inundación. En realidad, el pueblo nunca llegó a inundarse, pero quedó despoblado y, con el paso de los años, en ruinas. Tras la declaración de este pueblo fantasma como Conjunto Histórico-Artístico y el comienzo del proceso de restauración, Granadilla ha recuperado parte del encanto perdido, que puedes observar recorriendo sus calles, paseando por la muralla o desde lo alto del castillo.

 

3. Alcántara

Convento de San Benito, Alcantara

Galería de Carlos V en el convento de San Benito de Alcántara © José Luis Filpo

Aunque Alcántara es conocido principalmente por su famoso puente romano, el pueblo también merece una visita. Está repleto de bellas fachadas y palacios señoriales que vivieron momentos mejores. El convento de San Benito, construido junto a una imponente iglesia, es uno de los principales atractivos y puedes recorrerlo gratis durante una visita guiada. El elemento más destacado es la galería porticada de Carlos V, situada en el exterior del edificio y que hace de escenario durante el Festival de Teatro Clásico que se celebra en verano.

 

4. Medellín

El pueblo de origen del conocido y polémico conquistador Hernán Cortés esconde agradables sorpresas. Cuenta con un notable castillo árabe y un puente romano, además de varias iglesias. Eso ya supone un importante conjunto arquitectónico para un pueblo de tan pequeño tamaño pero, en 2008, se descubrió en las faldas del castillo un teatro romano casi 50 años más antiguo que el de Mérida. Pero ahí no quedó la cosa: junto al teatro se han descubierto recientemente una red de alcantarillado de la época romana y un cementerio del siglo XIV con 30 tumbas. Si siguen excavando, ¡quién sabe qué otros tesoros revelará Medellín!

 

5. Fregenal de la Sierra

Fregenal de la Sierra

El castillo templario de Fregenal alberga una plaza de toros © Irene Corchado

Si tu ruta por Extremadura incluye el sur de la provincia de Badajoz, asegúrate de incluir Fregenal en el itinerario. No solo es uno de los municipios clave en cuanto al buen jamón ibérico se refiere, sino que, además, cuenta con una interesante arquitectura civil y religiosa. Su castillo es el monumento más destacado, pero es mucho más de un castillo. Se trata de un conjunto arquitectónico que comprende una fortaleza templaria del siglo XIII, un mercado de abastos y una plaza de toros. Es, sin duda, un rincón de lo más pintoresco y curioso.

 

Rincones naturales

6. Garganta de los Infiernos

El Valle del Jerte es uno de los destinos rurales más visitados de Extremadura, conocido por la fiesta de los cerezos en flor, cuando el valle se cubre de un tupido manto de flores blancas. La Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos es un lugar perfecto para hacer una ruta de senderismo entre robles y castaños que culmine con un refrescante chapuzón en Los Pilones, unas pozas de roca erosionada que crean piscinas naturales en la garganta que le da nombre a la reserva.

 

7. El meandro del Melero

Meandro del Melero

Meandro del Melero © Juan Sevilla

La comarca de Las Hurdes está repleta de parajes naturales que merece la pena visitar. Cerca del municipio de Riomalo de Abajo, el río Alagón forma unas caprichosas curvas que crean el llamado meando del Melero. Cuando el pantano de Gabriel y Galán lleva mucho volumen de agua, el meandro se convierte casi en un islote. El mejor punto para contemplarlo es el mirador de La Antigua, al que se puede acceder por un camino desde Riomalo de Abajo, tanto en coche como a pie. Cuando llegues arriba, tómate un descanso para disfrutar de las vistas.

 

8. Monumento Natural Los Barruecos

Si buscas un rincón natural para una escapada desde Cáceres, el Monumento Natural Los Barruecos es perfecto para un día de senderismo y avistamiento de aves que finaliza con la visita al peculiar Museo Vostell. El paisaje se caracteriza por unas singulares formaciones graníticas de gran tamaño ubicadas en torno a dos charcas, así como por tener la mayor concentración de cigüeñas blancas del país. Hay diversas rutas que puedes realizar a pie, durante las que puedes ver, además, tumbas antropomorfas y un antiguo molino.

 

9. Geoparque Villuercas-Ibores-Jara

Geoparque Villuercas-Ibores-Jara

Geoparque Villuercas-Ibores-Jara © El Primer Paso Blog

Este espacio protegido se ubica en el este de la provincia de Cáceres y tiene nada menos que 540 000 000 años de antigüedad. Según los expertos, su paisaje es de tipo apalachense, por su similitud a los Montes Apalaches. Desde el risco de La Villuerca, el punto más alto del parque y situado a 1601 metros de altitud, se puede contemplar una magnífica panorámica de las montañas y los valles de la zona, además de avistar el municipio de Guadalupe.

 

10. Mina La Jayona

En el municipio de Fuente del Arco, muy cerca del límite con la provincia de Sevilla, puedes visitar una antigua mina de hierro abandonada y hoy declarada Monumento Natural. La Jayona está dividida en cuatro niveles, tres de los cuales están por debajo del nivel de la superficie. La luz crea efectos sorprendentes sobre las paredes de roca de sus galerías y pasadizos, y las características climáticas propias de la mina hacen que el interior sea un espacio fresco, húmedo y verde.

 

¿Necesitas más inspiración para tus escapadas nacionales? Echa un vistazo a estos 14 sitios alternativos para viajar en verano.