10 lugares que no te puedes perder hasta el final de 2014

¿Dónde debemos viajar en 2014? Esa fue la pregunta que hicimos a un selecto grupo de blogueros de viajes. Las respuestas fueron variadas y algunas sorprendentes y absolutamente fascinantes…

10 lugares que no te puedes perder hasta el final de 2014

Categoría Consejos & trucos

Fecha 23/05/2014

Estas son sus recomendaciones informadas e imparciales:

Singapur

Eduardo: hombrelobo.com – @hombrelobo

Singapur
Los rascacielos de Singapur . Foto: Erwin Soo

Pocos lugares hay en el mundo donde se pueda encontrar tanta diversidad y tan concentrada. Singapur tiene 4 lenguas oficiales y una población mixta de razas increíblemente bien avenida. Como se suele decir, es “Asia para principiantes”, donde podemos encontrar en unos pocos kilómetros cuadrados chinos, malayos, hindúes y blancos, todos ellos hablando en inglés y en un ambiente de alto desarrollo tecnológico. Y con una calidad de vida, seguridad y falta de corrupción a niveles Escandinavos. Imprescindible.

Rumanía

Luis: xixerone.com – @xixerone_

Bucarest
Palacio del Parlamento Rumano. Foto: Dennis Jarvis

Y en particular Bucarest, que en los últimos años ha ido emergiendo como un destino europeo alternativo, dinámico y joven. Con un pequeño pero agradable centro histórico, una inmensa oferta gastronómica, una vida nocturna efervescente y una escena artística fresca y vanguardista, la capital rumana tiene mucho más para ofrecer que lo que la mayoría imagina.

Madagascar

Toni y Carme:  conmochila.com – @conmochila

Madagascar
La avenida de los Baobabs en Madagascar. Foto: Frank Vassen

La cuarta isla más grande del mundo tiene todo lo que un viaje inolvidable puede ofrecer: aventura, paisajes de ensueño y una flora y fauna que solo encontrarás en este rincón del planeta. Recorre caminos intransitables, navega por el Tsiribihina, escala por el Grand Tsingy o simplemente viaja con los locales en repletos taxi-brousses. En Madagascar nadarás en playas de escándalo, visitarás pueblos de cuento, pasearás por valles y visitarás reservas y parques nacionales en los que poder encontrar lémures, indris, siffakas o el temido fossa… Atrévete a vivir la auténtica aventura malgache.

Múnich

Victoria: elproximoviaje.com – @elproximoviaje

Munich
Palacio de Nymphenburg en Múnich. Foto: Jiuguang Wang

La capital bávara me ha ganado el corazón con su elegancia, con su arquitectura monumental y su ambiente cosmopolita. Una exacta combinación de tradiciones bávaras con lo más moderno del siglo XXI. Parques urbanos, castillos cercanos, interesantísimos museos, una intensa vida cultural y la alegría siempre presente en la sonrisa de sus habitantes. Salir a ver escaparates o sentarse en las muchas terrazas a beber una cerveza (¡por supuesto!) son sólo algunas de las posibilidades. Disfrutar de su gastronomía o ahondar en su historia. Múnich siempre te recibe con algo interesante.

Filadelfia

Abigail y Pedro: elboqueronviajero.com – @boqueronviajero

Filadelfia
Edificio del Ayuntamiento de Filadelfia. Foto: Michael Righi

Filadelfia es una ciudad, que aunque eclipsada por su vecino Nueva York, guarda gran parte de la historia de Estados Unidos y sobre todo un encanto y un ambiente inigualable. Esta ciudad nos sorprendió gratamente por la gran cantidad de actividades que proponen, por todo lo que se puede aprender de ella y por el calor de su gente, siempre con una sonrisa en la cara dispuestos a ayudarte. Por eso, recomendamos como destino imperdible para este 2014 a Filadelfia.

Bretaña y Normandía

Alfonso: robinju.com – @robinjublog

Saint malo
Saint-Malo, Bretaña. Foto: Cristian Bortes

El año pasado tuvimos la oportunidad de subir en coche hasta Bretaña y Normandía. Os aconsejo que busquéis alojamientos rurales, tipo  B&B y desde allí hagáis pequeñas excursiones a los alrededores. En Bretaña podéis descubrir pueblos románicos, ciudades fortificadas, disfrutar de un festival de fotografía al aire libre en Gacilly, seguir la huella de los pintores impresionistas, recorrer la ruta de los faros del Finisterre, visitar castillos o un crucero por Saint Malo y sus islas. En Normandía, tres imprescindibles: Los acantilados de Etretat, Saint Michel y sus mareas y los rincones del desembarco de Normandía, del que se cumple el 6 de junio su 70 aniversario. Buena gastronomía y gente muy simpática, una elección que no os decepcionará. No olvidéis de pedir un kir bretón a mi salud…

Sri Lanka

Ludmila y Lucas: mochilasenviaje.com – @mochilasenviaje

Sri Lanka
Jetawanaramaya, una de las estructuras más altas del mundo antiguo. Foto:
Hafiz Issadeen

No por nada Sri Lanka fue llamada por Marco Polo como “La isla más linda del mundo” en el siglo XIII. Porque a pesar de ser una pequeña isla alberga en su interior una belleza que todavía está por descubrirse. Es un paraíso perdido en el sur de India, que el sector del turismo postergó por 30 años de una guerra civil y un tsunami que devastó las playas de la isla en el 2004. Hoy, todavía, es un lugar casi inexplorado que ofrece un sin fin de actividades: pasear por playas paradisíacas, visitar ruinas y templos milenarios, adentrarte en el budismo y en la meditación, visitar parques nacionales llenos de elefantes o salir al océano a mirar ballenas, surfear con olas gigantes, caminar por plantaciones de té, hacer un peregrinaje al punto más alto de la isla y viajar en tren con vistas increíbles al mar o a las montañas. Todo esto rodeado de gente muy hospitalaria y comida sabrosa. El país es muy fácil de recorrer, las distancias son cortas y los precios son baratos. Por eso, creo, que un par de años Sri Lanka va a ser una meca para todo tipo de turistas, pero mientras tanto sigue siendo un diamante en bruto…

Santo Tomé y Príncipe

Inés: misviajesporahi.es – @misviajesporahi

 

Santo Tomé y Príncipe
Santo Tomé y Príncipe. Foto: Helena Van Eykeren

Santo Tomé y Príncipe es el segundo país más pequeño de África, sólo por detrás de Seychelles, y es uno de los menos visitados del planeta: países como Afganistán o Corea del Norte reciben cada año muchos más turistas que el país africano. Esto no se debe a su falta de atractivos sino más bien al desconocimiento general hacia esta zona del mundo, de hecho, Santo Tomé y Príncipe goza de una seguridad, naturaleza y unos habitantes muy amables que harán de tus vacaciones una experiencia memorable. Por eso opino que es un buen país para iniciarse con el continente africano. Hasta los años setenta formaba parte de las colonias portuguesas por lo que su idioma oficial es el portugués y la manera más sencilla de llegar hasta aquí es volando desde Lisboa. Para situarnos, Santo Tomé es la isla principal y la que acoge a la mayoría de sus habitantes; Príncipe es una isla más pequeña y casi cubierta por selva en su totalidad, un pequeño pueblo en medio del mar; y Rholas es la tercera habitada del archipiélago y por ella pasa la línea del ecuador. En Santo Tomé y Príncipe tenemos playas preciosas para disfrutarlas en solitario -los santomenses no son muy aficionados a ir a la playa y como os he dicho, apenas hay turistas, antiguas plantaciones de cacao ocupadas, montañas, la oportunidad de comer marisco a diario y por supuesto, la sensación de perderse en un lugar escondido del mundo.

Asturias

Víctor: machbel.com – @machbel

 

Puerto de Pajares
Puerto de Pajares, entrando a Asturias. Foto: machbel

Situada en el norte de España, en este paraíso natural puedes encontrarte impresionantes paisajes de alta montaña, una costa repleta de playas y acantilados de lo más especiales, una variada riqueza cultural y siempre con una excelente gastronomía con los mejores productos del mar y de la montaña, todo a un paso, ya que las distancias son muy cortas. Sin duda un destino que no puedes perderte y que es ideal para recorrer con calma, saboreándolo poco a poco.

De Haan, Bélgica

Judith: judithtiral.com – @judithtiral

De Haan
La magnífica arquitectura de De Haan. Foto: Judith Tirado

A pesar de que Albert Einstein estuvo viviendo allí en 1933 escapando del triunfo de un Hitler que cada vez ganaba más popularidad en Alemania (ese mismo año sería presidente y canciller del país), De Haan es un pequeño pueblo costero de Bélgica prácticamente desconocido y visitado sólo por locales. En sus 11 kilómetros de playa se crean unas dunas de arena fina increíbles donde, de repente, aparece algo de agua y vuelve a desaparecer, y así continuamente hasta llegar a la orilla del Mar del Norte. Casi todos sus edificios están datados del s. XIX, así que sus fachadas han sido policromadas con flores y otros diseños al más puro estilo de la Belle Epoque. Te recomiendo pasear por el relajado pueblo tomando un helado de Speculoos, la galleta típica de Bélgica (en realidad es la Lotus de toda la vida, pero en España es para abuelitas y allí no… ¡Está riquísima!).

Publicado originalmente

23/05/2014