Guía de Montreal de residentes locales

Todo el mundo habla de Canadá, y por algo será. Con la ayuda de Livia y Laure, residentes en Montreal, te mostramos cómo aprovechar al máximo la segunda ciudad más grande del país

Pasar el día en el parque es una de las actividades favoritas de los locales

Pasar el día en el parque es una de las actividades favoritas de los locales

Categoría Ciudades Comida y bebida

Fecha 03/07/2017

Dado el escrutinio actual al que se ve sometido el vecino del sur, muchos viajeros se están dando cuenta del gran potencial de Canadá como destino turístico norteamericano en general y de ciudades como Montreal en particular. Este año Canadá celebra su 375º aniversario y el ambiente festivo inundará Montreal, segunda ciudad más grande del país y ubicada en Quebec.

Festivales de música y cultura, prestigiosas exposiciones, puestos de comida, noches bajo las estrellas, conciertos y mercados improvisados… Las actividades de ocio y entretenimiento que habrá durante el año son innumerables. No hay que olvidar por qué Montreal es un excelente lugar para vivir: combina el encanto europeo con un marcado espíritu norteamericano, un estilo de vida tranquilo y asequible, una población ecléctica y de mente abierta y una escena gastronómica en pleno crecimiento que atrae a los amantes de la buena comida.

Con tantas cosas que ofrece esta fantástica ciudad es difícil saber cómo aprovechar al máximo la estancia, así que hemos querido echarte un cable recomendándote algunos monumentos, actividades, lugares y pequeños itinerarios que revelan algunas de las muchas facetas de Montreal.

Lujo, tranquilidad y delicias en el centro histórico

Pasa una tarde en Bota Bota, un ˂i˃spa˂/i˃ flotante en pleno corazón histórico de Montreal
Pasa una tarde en Bota Bota, un ˂i˃spa˂/i˃ flotante en pleno corazón histórico de Montreal © Bota Bota

Sí, se puede descubrir este encantador barrio histórico sin caer en las típicas trampas para turistas. Empieza el día con un buen café y una tostada con aguacate en Tommy antes de pasear por las bellas calles adoquinadas del centro histórico de Montreal, repleto de arquitectura neoclásica y victoriana. Camina por la calle de Saint-Paul viendo los escaparates de las tiendas de marcas de moda locales como Michel Brisson, Cahier d’exercices, SSENSE y Philippe Dubuc, ubicada en la calle de Saint-Pierre.

Haz una parada cultural en Phi Centre y DHC/ART para contemplar todo tipo de formas y estilos artísticos, de arte contemporáneo a realidad virtual. Tras la dosis de inspiración, pásate por Crew Collectif &Café para comentarlo. Se ubica en un magnífico edificio antiguo que perteneció al Banco Real de Canadá, pero ha sido renovado recientemente para convertirlo en cafetería y espacio colaborativo donde probar los exquisitos pasteles de Christian Faure.

Un plan alternativo más tranquilo podría ser pasar la tarde en Bota Bota, un spa flotante en el antiguo puerto de Montral para disfrutar de su circuito nórdico de baños o un masaje sueco. Merece la pena ir solo por sus impresionantes vistas. Termina el día con un buen plato de sabroso poké bowl en Venice, una copa en el local secreto The Coldroom (encuentra la entrada secreta, llama al timbre y cruza los dedos para que te dejen entrar) o en Bord’elle, el local de moda del momento.

Paseo cultural por el centro de Montreal

El Museo de Bellas Artes de Montreal organiza exposiciones temporales de artistas de todo el mundo
El Museo de Bellas Artes de Montreal organiza exposiciones temporales de artistas de todo el mundo

El ambiente artístico, ecléctico y vanguardista de Montreal atrae tanto a artistas de renombre como emergentes. El Museo de Bellas Artes de Montreal organiza exposiciones temporales de artistas de todo el mundo, mientras que los amantes del arte contemporáneo se sentirán más a gusto en el Museo de Arte Contemporáneo de Montreal, una galería que muestra toda clase de formas de expresión, desde trabajos digitales a cuadros.

No te pierdas sus famosas «Noches nocturnas», donde puedes asistir a exposiciones, actuaciones en directo o charlas con artistas o comisarios de exposiciones y beber o picar algo.

Merece la pena visitar The Belgo Building, edificio situado en el barrio de los espectáculos y que alberga más de 30 galerías de arte y estudios, y Darling Foundry, un local de artes visuales de 3500 m2. Este último a veces abre sus puertas a los estudios de arte locales para facilitar el debate entre artistas y el público, una experiencia única.

Continúa en dirección oeste para ver el complejo de arte contemporáneo Arsenal, una fascinante galería ubicada en el barrio industrial de Griffintown.

Vive la dolce vita en Plateau y Mile End

Captura el momento en una instantánea y admira las coloridas casas de in Mile End/Plateau
Captura el momento en una instantánea y admira las coloridas casas de in Mile End/Plateau

En este distrito podrás ver a artistas con estrechos vínculos con Francia en sus calles, cafeterías y restaurantes. ¿Es una zona que aboga por un estilo de vida relajado? ¡Totalmente! Captura un momento inolvidable entre las coloridas casas de las calles Drolet, Henri-Julien y Laval (entre las avenidas de Des Pins y du Mont-Royal).

No olvides pasear por el bulevar de Saint-Laurent, apodado «The Main», en el que cada año reemplazan sus murales gigantes durante el Festival de Murales.

El encanto europeo de The Plateau se refleja en sus pequeños negocios y restaurantes. Toma un café en la terraza escondida de Moineau Masqué, prueba deliciosas galletas en Café Névé y disfruta de una comida para recordar en alguno de los recomendables restaurantes de la avenida du Mont-Royal y la calle Laurier. No te vayas de Montreal sin probar una poutine (patatas fritas con queso tipo fresco y una salsa de carne), a ser posible en La Banquise, para así vivir la experiencia más auténtica.

Pásate por Café Olimpico, toda una institución en el barrio, para tomar un café al solecito
Pásate por Café Olimpico, toda una institución en el barrio, para tomar un café al solecito © Emmanuel Milou

En la zona noroeste de Plateau se encuentra Mile End, un barrio multicultural donde conviven una importante comunidad judía jasídica, inmigrantes que llevan allí muchos años y mileniales. Nos encanta por el brunch, todo un ritual de domingo en Montreal, en lugares como Arts Café, Sparrow, Butterblume o Farine.

Para la hora del té, merece la pena ir a Cardinal Tea Room. Únete al debate local de quién hace el mejor café y los mejores bagels visitando algunas de las instituciones gastronómicas del barrio.¿Café Olimpico o Club Social? ¿Saint-Viateur Bagel o Fairmount Bagel? ¡Tú eliges!

Tradiciones de Montreal: pasar la tarde en el parque

Escucha el ritmo de los timbales en Mount Royal
Escucha el ritmo de los timbales en Mount Royal

Cuando el tiempo es agradable, muchas familias y grupos de amigos acuden a alguno de los numerosos parques de Montreal con cestas de pícnic y mantas de colores. Juega al voleibol en el parque de Jeanne-Mance, apúntate a una partida de petanca en el parque de La Fontaine, elige entre tenis de mesa y billar en el parque de Laurier o descansa en Jarry Park antes de darte un chapuzón en su piscina gratuita pública.

Si quieres rodearte de naturaleza, no te pierdas uno de los lugares de interés más importantes de Montreal: el parque de Mount Royal. El pulmón verde de la ciudad se inauguró en 1876 y fue ideado por Frederick Law Olmsted, el hombre que también diseñó parques como el Central Park de Nueva York. Es una pequeña colina llena de vida donde podrás contemplar las mejores vistas de Montreal.

Lleva muchos años siendo el lugar favorito de corredores, caminantes, esquiadores de fondo, patinadores y aficionados a las raquetas de nieve. Los domingos de verano podrás ver a gente descansando al ritmo de timbales en un círculo improvisado de músicos al aire libre en un ambiente alegre. También puede que veas a gente vestida con trajes medievales representando sus historias favoritas de Lancelot. Aquí siempre hay algo entretenido que ver.

Secreto local: tesoros escondidos en la zona industrial de Mile Ex

Empieza el día en Mile Ex con un café en Dispatch Coffee
Empieza el día en Mile Ex con un café en Dispatch Coffee © Raphaël

Bienvenido a la zona de Marconi-Alexandra, más conocida como la Mile Ex. Se trata de un barrio industrial al norte de Mile End que se encuentra en plena transformación. Es un secreto bien guardado de los residentes locales y un rincón que debes explorar para saber apreciarlo, preferiblemente con Bixi, un servicio de compartir bicicletas creado por el ayuntamiento de Montreal. Ve desde Dispatch Coffee, donde muelen su propio café, a Pick-Up Depanneur para comer un sándwich de cerdo desmigado (pulled pork), toda una institución en el barrio.

Los sábados entre las 12:00 y las 17:00 puedes visitar Never Apart, un local industrial con piscina privada y jardín, cuyo objetivo es educar en igualdad y en vivir de una forma consciente a través de sus exposiciones. Sus inauguraciones de arte y noches temáticas son obligatorias para cualquier viajero.

Para comer nos encantan las cestas de pícnic de Dînette Triple Crown, que puedes disfrutar en el parque de Little Italy al otro lado de la calle. Para beber, pásate por Alexanderplatz, un bar de temporada con cierto aire berlinés, o termina el día en Manitoba, un restaurante conocido por sus platos locales, o en Marconi, un restaurante nuevo cuyo nombre rinde homenaje al barrio.

Si aún te queda energía cruza Mile Ex hasta Parc Ex para asistir a conciertos de rock, punk o grunge en el Bar Le Ritz PDB, o pásate por el bar-restauranteBrasserie Harricana para probar sus cervezas artesanales.

Los sabores de los mercados de Montreal

Pasa una tarde en el mercado de Atwater en busca de productos de la zona
Pasa una tarde en el mercado de Atwater en busca de productos de la zona

Una de las mejores formas de descubrir los sabores de Montreal es visitar sus mercados. En la parte norte de Little Italy, el mercado de Jean-Talon ofrece productos frescos de todas las regiones de Quebec y tiene puestos donde puedes comprar comida de calidad para llevar. En el suroeste, el estilo art déco y su cercanía al canal Lachine no son los únicos motivos para visitar el mercado de Atwater, donde también puedes encontrar un montón de selectos productos gastronómicos.

Si viajas en verano, pásate por los puestos de comida callejera de Satay Brothers para probar auténtica comida de Malasia y Singapur. Tampoco pierdas de vista otros mercados y ferias de Montreal con vendedores locales como Puce Pop, el taller de ropa Capitol o souk@sat, donde las creaciones de artistas de Quebec son el principal protagonista.

Recorriendo el suroeste en Bixi

Recorre el canal Lachine en bicicleta y disfruta de unas vistas únicas de Montreal
Recorre el canal Lachine en bicicleta y disfruta de unas vistas únicas de Montreal

Sigue el carril-bici a orillas del canal de Lachine y explora la zona suroeste de Montreal en una de las bicicletas del servicio Bixi. Nuestra sugerencia es que hagas una parada para contemplar la curiosa mezcla de naturaleza y edificios industriales y pásate por Canal Lounge, una cafetería en un barco que recuerda a París o Ámsterdam donde poder disfrutar de un bonito atardecer.

Termina el día con la llamada «comida lenta» en alguno de estos restaurantes: H4C, le Vin Papillon o Candide. Estos tres establecimientos ofrecen una cocina creativa local, vinos naturales y son responsables con el medio ambiente.

Dónde alojarse en Montreal

Montreal cuenta con una gran oferta de alojamiento. Si buscas un hotel de lujo, recomendamos el Hôtel Gault, ubicado en un edificio que esconde diseño e instalaciones contemporáneas tras una bonita fachada del siglo XIX.

Si viajas en familia, puedes alojarte en apartamentos modernos y totalmente equipados como los de leQube u optar por Gîte Le Simone B&B, ubicado a un par de minutos de pie de la parada de metro Berri Uqam y con precios asequibles.

Busca vuelos a Montreal
¿Buscas más información de Livia y Laure? Lee sus artículos sobre viajar sin prisas . Si quieres alargar tu aventura canadiense, aquí tienes nuestra our guide to hiking in Banff

Publicado originalmente

03/07/2017