Comer y viajar: 20 postres típicos italianos que no puedes perderte

Un goloso recorrido gastronómico por el Bel Paese en 20 postres típicos que todo viajero debería probar. Ya tendrás tiempo luego de hacer dieta… ¡Ahora disfruta!

Cannoli

Los cannoli son uno de los dulces más típicos de Sicilia © ChristinaEatsBrains

Categoría Ciudades Comida y bebida

Fecha 08/05/2017

Genovesi

Los genovesi son dulces típicos de la ciudad siciliana de Erice, hechos con una masa casera y rellenos tradicionalmente de crema pastelera de limón. El relleno puede variar según la zona (en Catania suelen rellenarlos de chocolate) y no se consideran estrictamente postres, ya que muchos sicilianos los comen para desayunar.

Tiramisú

Tiramisú © Michelle Lee
Tiramisú © Michelle Lee

Es, probablemente, el postre italiano más internacional. Sin embargo, como suele ocurrir con toda receta exportada que se precie, surgen versiones alternativas que poco tienen que ver con la original (con bizcochos al huevo o saboyardos (no de soletilla) y mascarpone), así que durante tu viaje a Italia debes probar un buen tiramisú, sí o sí.

Torta Caprese

torta caprese
Torta Caprese © Flavia Conidi

¿Te encanta el chocolate? Pues en Nápoles y la costa de Amalfi te espera una delicia en torta de tarta de chocolate y almendra que tiene origen en la isla de Capri. Dicen que surgió de un error por parte del cocinero, que olvidó ponerle harina a la masa, pero tuvo un éxito total e inesperado. No caigas en el error de irte sin probarla.

Vuelos a Nápoles

Seadas

seadas
Seadas © Joselu Blanco

Las seadas son dulces fritos típicos de la isla de Cerdeña. Tienen forma de empanadilla al estilo de los ravioli, pero son dulces y están rellenas de una mezcla de un queso fresco de la zona y ralladura de limón y cubiertas de miel. Es una auténtica bomba calórica que quizá requiera de un buen paseo por la costa sarda para compensar.

Bonèt

En la zona del Piamonte, las buenas cenas en compañía, sobre todo durante el otoño y el invierno, terminan con un bonèt. Dicen que los orígenes de este postre clásico se remontan a los banquetes nobiliarios del siglo XIII, y los nobles son de muy buen comer. Si no, fíjate en los ingredientes: leche, huevos, cacao en polvo, azúcar, amaretti y ron.

 

Panettone

panettone
Panettone © N i c o l a

Es uno los dulces italianos más exportados y seguramente lo hayas probado. Aun así, no pierdas oportunidad de probarlo si viajas a Italia en la época navideña, sobre todo si vas a Milán, de donde proviene originalmente el panettone. En rebanadas finas, gruesas, como postre o desayuno, acompañado de mascarpone o chocolate caliente… Tú eliges.

Vuelos a Milán

Torrone

torrone
Torrone © Visit Tuscany

Otro dulce típico navideño es el turrón, o torrone en italiano. Como en España, también los hay duros y blandos, si bien los blandos tienen una textura diferente, más gomosa. Las variedades son infinitas, así que lo mejor es comprar varias tabletas y probar sabores distintos. Algunas de las marcas de turrón italiano más conocidas son Pernigotti, Sperlari y Vergani.

 

Pane de saba

pane saba
Pane de saba © Cristiano Cani

Este es un postre tradicional sardo que suele prepararse en noviembre, especialmente el Día de Todos los Santos y es extremadamente dulce. Lleva saba (una especie de sirope de mosto), piñones, nueces, uvas pasas, almendras, canela, licor… Todo muy ligerito.

Cartocci

¿Viajas a Sicilia? Pues no te vayas sin probar los cartocci (o también llamados macallè), una delicia de bollitos fritos rellenos de queso ricotta. Aunque son típicos de Palermo, los encontrarás en cualquier rincón de la isla, así que no hay excusa para irse sin probarlos.

 

Gelato

gelato
Gelato © Sarah-Rose

En una lista como esta no podía faltar el helado italiano o gelato. La fama de los maestros heladeros italianos ha traspasado fronteras y cualquier viajero a Italia que se precie, lo prueba. Una curiosidad: el gelato se diferencia del helado en que el primero se elabora casi en su totalidad con leche (y no con crema), por lo que tiene un 10 % menos de grasa que el helado. Ahí lo dejo…

 

Canestrelli

canestrelli
Canestrelli © fugzu

Los canestrelli son unas deliciosas pastas de té a la mantequilla típicas de la región de Liguria, si bien también las puedes encontrar en Piamonte. Disfrútalas durante el desayuno, con un café o para merendar. ¡Cualquier momento es bueno!

 

Gubana

gubana
Gubana © Eric Fung

Viajamos al norte, concretamente a la región de Friuli-Venezia Giulia para probar un dulce para chuparse los dedos: la gubana. Según cuentan, el origen medieval de este bollo esponjoso relleno de nueces, uvas pasas, azúcar, grappa y ralladura de limón se encuentra un banquete celebrado en honor del papa Gregorio XII.

 

Bocconotti

De la región central de los Abruzos proceden los bocconotti, unos dulces pequeños (de ahí su nombre, ya que boccone significa «bocado») de aspecto similar al de las magdalenas, pero elaborados con masa quebrada y rellenos de chocolate fundido, almendras y café. También los puedes encontrar en la zona de Brindisi, aunque allí los rellenan de mermelada de pera o membrillo.

 

Amaretti

amaretto
Amaretto © LexnGer

En cualquier lugar de Italia puedes encontrar amaretti, esas galletitas elaboradas con pasta de almendra que muchas veces sirven con el café. Aunque las más conocidas son las de Saronno, que son crujientes y quebradizas, también hay otra variedad (de Sassello), con una textura más blanda similar al mazapán.

 

Pardulas

pardulas
Pardulas © gureu

Las pardulas (también llamadas casadinas) son dulces sardos típicos de Semana Santa. Se trata de pequeñas y delicadas tortas rellenas tradicionalmente de queso ricotta, azúcar y ralladura de naranja y limón. Un dulce bocado que no debes perderte si viajas a Cerdeña.

 

Pastiera

Pastiera
Pastiera © Maritè Toledo

Otro postre imprescindible napolitano es la pastiera, un pastel muy elaborado que se prepara principalmente en Semana Santa con masa quebrada crujiente y un suave relleno de queso ricotta, fruta confitada, azúcar, huevos y trigo cocido en leche.

 

Taralli

Los taralli son unos lazos de pasta al horno típicos de las regiones del sur, principalmente de Apulia, Calabria y Campania. Hay taralli salados y dulces, con muchísimas variantes, según la zona. Así, los encontrarás con azúcar, al chocolate, con almendra y con anís, por ejemplo.

 

Cassata

Cassata
Cassata © Paolo Valdemarin

Uno de los dulces más típicos de la gastronomía siciliana es la cassata, un pastel de aspecto barroco hecho con queso ricotta, mazapán, bizcocho, fruta confitada y azúcar (¡ahí es nada!). Aunque es un postre de Semana Santa, se vende en pastelerías durante todo el año.

 

Mostacciuoli

En la región del Lazio busca los mostacciuoli, unas sabrosas galletas con forma de rombo que están elaboradas con nueces, miel y aromatizadas con pimienta y canela. Hay diversas variantes, y algunas llevan avellana en lugar de nueces e incluso chocolate.

 

Tegole

Harina, almendra, azúcar y clara de huevo. Solo cuatro ingredientes se necesitan para preparar estas galletas típicas del Valle de Aosta, en el norte del país. El nombre proviene de la forma curvada de teja que adquieren durante su preparación. Perfectas para acompañar un buen espresso durante el desayuno o a media tarde.

 

¿Necesitas más inspiración gastronómica para tu viaje a Italia? Lee nuestro artículo sobre una aventura gourmet por la Toscana.
Vuelos a Italia

Publicado originalmente

08/05/2017